18 jul. 2018

TRES PUNTOS

Mauro Fernández - Fotografía
NACIONAL 4 OLD CHRISTIANS 2
MAYORES 
14/07/2018

Siempre es bueno ganar y siempre es mejor corregir ganando que cualquier otra solución.
Llegamos a Colonia con bajas importantes y en el amanecer del partido perdimos a Matías Daguerre de verdad de manera inexplicable. No hay manera de ver lo que vio el juez simplemente porque no sucedió. Un full normal, con la vara muy alta podía haber sido un full de amarilla. No había manera humana de sancionar esa falta con roja. Pero esa fue la decisión. Nunca comento arbitrajes, sólo en este caso hago mención a una acción puntual que pudo incidir en el resultado del partido y que puede incidir en los resultados de los próximos partidos.Simplemente la tiene que haber visto muy mal, no existe otra explicación.
Pero vayamos a lo que si depende de nosotros, el juego.
Lejos estuvimos de jugar bien, en ataque lo nuestro fue pobre. Resolvimos el juego porque en cinco minutos hicimos tácticamente lo que debimos hacer todo el partido.
Nacional va primero, tres puntos lo separan del segundo y estamos en dificultades. Entender cada uno su rol es el único camino. Todo lo demás puede llevar a una satisfacción individual pasajera, pero no al objetivo colectivo.
El plan de juego de cada partido lo diseña el entrenador. Los jugadores para llevarlo adelante los escoge el entrenador, y las variantes tácticas durante el juego también las establece el entrenador. Eso no es negociable. Después es un juego de decisiones, y cada vez más. El jugador tiene muchas libertades. Pero tiene consignas, esas son las que hacen la diferencia.
Tenemos una seguidilla de partidos difíciles en los que no tendremos nuestro mayor potencial, por lo tanto es crucial la cohesión. Cada uno debe preocuparse por SU parte, no estar pendiente de la parte de otro salvo para dar una ayuda, una cobertura, una opción de pase. De eso se trata. MADURAR es saber que nos necesitamos unos a los otros y que el encargado de hacer que las piezas encajen es el entrenador.
Ganamos casi sin atacar, sólo defendiendo bien y con una actuación correcta de Café que tampoco fue muy exigido.
El primer tiempo se fue con un empate uno a uno. Old Christians se adelantó aprovechando la superioridad numérica generada por la ya comentada expulsión de Daguerre. Ahí Old tuvo tres o cuatro opciones, hasta que logró convertir. Antes y después de eso casi no llegó. Lo dicho en defensa casi no tuvimos dificultades.
Antes del minuto de estar en desventaja llegó el empate. Un pase de Gabriel Palleiro hacia Xavier Medina que engaña con su gesto a Montans y deja pasar el balón. El gol de Gabriel selló el uno a uno con el que finalizó la etapa.
En esa primera mitad no buscamos por ninguna de las vías que sabíamos que eran importantes en esa cancha. Jugamos sin grandes sobresaltos pero sin ninguna convicción, sin sed, como los últimos partidos, pasamos por el juego sin pasión.
La segunda parte no fue muy diferente. Casi sin peligro sobre los arcos hasta que nos convierten en una jugada que no parecía tan riesgosa. Un giro de zurda bastante lejano de De León ingresa arriba en el primer palo.
Los últimos cinco minutos fueron lo más parecido a lo que necesitábamos en esa cancha. Movimos la pelota rápido en la base, rematamos al arco desde 15 metros un par de veces y convertimos 3 goles en cuatro minutos.
Lo dimos vuelta marcando bien y pateando al arco cuando el cansancio nos impidió seguir trasladando. Casi como consecuencia del agotamiento llegaron los tiros, y con los tiros los goles.
Ganamos, jugamos mal y nos trajimos tres puntos muy importantes de una cancha difícil. Todo depende de nosotros. Hay que cambiar a la hora de los partidos. Nada es fácil, pero créanme es más sencillo corregir ganando.
Durante los partidos debemos entender y aceptar nuestros roles. Es el único camino, de lo contrario el tropiezo llegará más temprano que tarde.

Goles:

Gabriel Palleiro 3
Diego Arjona 1



No hay comentarios.: